09.08.2016 Noticias del sector

-Heraldo de Aragón 08-08-2016 - La nueva presa de Yesa supera los 60 metros de altura tras una inversión de 150 millones

Yesa Julio 2016

Las contratistas han ejecutado la mitad de la obra, que avanza en plazo y estará acabada en el año 2020. Hasta 70 camiones llevan 7.000 m3 de grava al día para levantar un dique siete veces mayor que el actual.


La nueva presa de Yesa toma cuerpo. Las empresas constructoras han ejecutado la mitad de su estructura de grava, que ya se levanta 62 metros sobre los cimientos gracias a un monumental movimiento de tierras, el necesario para haber acumulado más de 1,7 millones de metros cúbicos en menos de dos años. Aún será necesario duplicar esta cifra para que el cuerpo de presa alcance su altura final, 108 metros, con la que superará a las torres del Pilar y casi igualará al edificio más alto de Aragón, la torre de telecomunicaciones Movistar, situada en la Vía Hispanidad de Zaragoza. Por el momento, los trabajos avanzan sin contratiempos, por lo que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Raimundo Lafuente, confía en que concluyan en el plazo establecido, en el año 2020. "La obra va muy bien", sentenció.

 

Para lograr este objetivo, una flota de 70 camiones se encarga cada día de llevar 7.000 metros cúbicos de grava, lo que se traduce en 875 viajes desde el paraje de Sococasquetas, la zona de préstamo ubicada en el término municipal de Sigüés, a unos 24 kilómetros de distancia de la presa por el camino de obra que se habilitó con este fin. Al tratarse de una presa de materiales sueltos y no de hormigón, el coste de la grava es mucho más reducido y la inversión mensual se reduce a 1,5 millones de euros.

 

No obstante, el importe ejecutado asciende ya a los 149,8 millones de euros, lo que representa el 58% del presupuesto total. Este dinero está, principalmente, invertido en la cimentación, en el desagüe de fondo, en la nueva toma del Canal de Bardenas y en obras de restitución. Además, se ha repuesto la carretera autonómica A-1601, afectada por el recrecimiento del embalse. Estas tareas eran cruciales y llevaron muchos meses, en los que visualmente no parecía avanzar la obra como ahora. "Supone un plazo importe, en el que parece que no se hace nada. Pero como nosotros decimos, presa excavada, presa terminada", señaló este ingeniero de Caminos, que está al frente de la CHE desde hace poco más de un año tras haber ejercido como director técnico del organismo.

 

Cuando se termine de acumular la gigantesca presa de escollera y gravas, que está apoyada sobre la existente de hormigón, se construirá una pantalla impermeabilizante, igualmente en hormigón armado, de unos 30 centímetros de espesor. "Una presa de materiales sueltos es muy competente desde el punto de vista estructural, pero hace falta impermeabilizarla", explicó.

La pretensión es duplicar el volumen de agua embalsada en Yesa, lo que supone superar los mil hectómetros cúbicos y anegar 3.584 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Yesa (Navarra) y de Sigüés, Artieda, Mianos, Undués de Lerda, Urriés, Los Pintanos y Salvatierra de Esca, todos ellos en la provincia de Zaragoza. Esto justifica las magnitudes de la infraestructura que se está construyendo: la presa tiene en estos momentos una anchura de 150 metros y alcanza, de ladera a ladera, los 280 metros. Cuando esté terminada, su longitud de coronación llegará a los 430 metros, con una anchura de 10,55 metros. Para hacerse una idea, el responsable de la obra detalla que el nuevo cuerpo de presa será "del orden de siete veces mayor" que la que está en servicio.

 

La obra no acabará cuando se llegue a la cúspide, puesto que también se deben alargar los cuatro túneles existentes en la margen izquierda que sirven de aliviadero del embalse, que atraviesan la ladera. Ycomo con el crecimiento subirá la altura de la lámina de agua, habrá que elevar más de diez metros los conductos que, en forma de embudo, conectan a modo de desagüe con los aliviaderos.

 

Si no hay incidencias, todos los trabajos habrán acabado en cuatro años, pero aún habrá que acometer la fase de llenado. El presidente de la Confederación de Ebro señala que esa tarea será "como el rodaje de un coche", aunque en este caso sometiendo a la infraestructura a unos "esfuerzos" mucho mayores de los que soportará cuando entre en explotación. "Se harán llenados y vaciados rápidos, aunque intentando adaptar el calendario a las necesidades de suministro de agua a los regadíos", añadió.

 

Raimundo Lafuente no se aventura a dar una fecha de cuándo estará ya en plena explotación el recrecimiento de Yesa, ya que dependerá en buena medida del ciclo hidrológico. En el caso del embalse de Itoiz, fue rápido y se necesitaron algo más de tres años, pero para llenar el de Rialp, que coincidió con años secos, costó una década.

 

 

 

Fuente:http://www.heraldo.es/noticias/heraldo-premium/aragon/2016/08/08/la-nueva-presa-yesa-supera-los-metros-altura-tras-una-inversion-150-millones-1002356-2091027.html








Gracias a este servicio podrás recibir información fresca y actual relacionada con los contenidos de la Comunidad General. Por favor, introduce tu nombre y tu e-mail.